Septiembre 2008

El conejo

No suelo escribir entradas que consistan unicamente de una foto, pero es tarde y estoy demasiado cansado para escribir un texto coherente. Aún así, y a pesar de que la entrada anterior ya lo dice todo, pongo una imágen representativa de las últimas horas, que han sido realmente increibles. Me he quedado varias veces sin palabras (Aún más de lo habitual), por la alegría y la emoción :)

El conejito es una alusión al Schnuffel: Kuschel, kuschel, kuschel, kuschel...

¡Muchísimas gracias!

Laudatio

Nota: A pesar de que las fotos están relacionadas con la entrada, su posición no tiene que ver siempre de forma directa con el contenido del texto inmediatamente anterior o posterior.

Hoy hace dos años, el 12 de Septiembre de 2006, escribí la primera entrada de este blog: Al igual que en el primer aniversario, este texto pretende hacer un balance de los últimos 365 días: Si hace un año hubiera imaginado una situación como en la que me encuentro ahora, me hubiera dicho inmediatamente que dejara de soñar.

Este último año ha sido realmente inmejorable gracias a ciertas personas: Mi intención es dedicarles la entrada del aniversario del blog, ya que han sido lo más importante para mi en estos últimos meses. Por ello este laudatio va por esas personas: No quiero ni imaginar como hubiera sido tercero sin ellas...

Aquel comienzo de vacaciones en la piscina fue genial!

Prefiero no inundar el texto con nombres, a pesar de que temo que algunas de las personas a las que también va dirigida esta entrada, tanto de Teleco como del Colegio Alemán, no se den por aludidas. En cualquier caso, mi intención es agradecer a esas personas el haber hecho posible que este año haya sido tan genial :)

Sin duda alguna eso tiene mucho que ver con que en los últimos 365 días haya habido sólo cuatro entradas en la categoría "Ghosts", de las cuales dos tratan de temas anteriores al comienzo de tercero y una pretende inducir al olvido de esa categoria: Tras 157 entradas y 212 comentarios, sigo sin haber explicado el significado del tema del blog.

Menos mal que Pablo no me pegó sustos así cuando conducía de verdad

Un hecho importante de este último año es que ya no soy la única persona que sabe a que se refiere la expresión "Don't follow ghosts of the past": Realmente sólo conoce un ejemplo e ignora todos los detalles, pero es suficiente para que entienda de que se trata. Siempre le digo que le va a pasar lo mismo que a los que saben demasiado en las peliculas de mafiosos, pero la verdad es que me ha ayudado mucho en estos meses. Muchísimo.

Aquella noche estaba débil. Muy débil. Había llegado al limite. Andaba rápido, alejándome de aquel lugar. Y al mismo tiempo deseaba volver: No quería darme por vencido. Todo había funcionado tan bien hasta ese momento, todo había estado bajo control... Pero aquello me superaba, yo no era capaz.

Estaba enfadado conmigo mismo, porque no estaba haciendo lo que realmente quería: El silencio se vio interrumpido por un desesperado "¡Joder!", murmurado contra mi mismo. En ese instante me hizo parar: "Espera. ¿Quieres volver? ¿Que pasa Adri? No nos vamos a mover de aquí hasta que me lo cuentes".

Intenté evitarlo, pero no tenía fuerzas. "No voy a permitir que hagas algo que no quieres". Estaba moviéndome nervioso de un lado a otro, evitando la mirada interrogadora. Mi actitud me delataba, ya no había vuelta atrás. Estaba débil y al final le conté lo que necesitaba saber para entender la situación. Nunca podré compensarle por lo que hizo entonces por mi: A pesar de que me faltaba toda fuerza, consiguió convencerme para volver.

Este año me he acostumbrado a no ser siempre uno de los altos ;)

Hace siete meses un anónimo creyó entender lo que le expliqué a esa persona aquella noche. Aunque sigo sin saber quien era el anónimo, sigo convencido de que no se había dado cuenta de lo que eran realmente los "ghosts". A pesar de ello había muchas cosas en las que tenía razón: Sin duda alguna los "ghosts" tienen mucho que ver con que soy una persona introvertida y extremadamente timida.

Pero eso no es lo que da nombre a este blog. Tal y como decía en Enero, los "ghosts" son realmente las consecuencias de ello: Soledad, oscuridad, desorientación, frío, comportamientos involuntarios, desesperación... No conseguí hacerselo entender al anónimo, pero la discusión que provocaron sus comentarios en las entradas "La tecla de OK" y "El caso de los anónimos" fue de lo más interesante.

Como dice Froila, ¡Ana es la felicidad personificada!

Un aspecto que se mencionó varias veces en esa discusión fue si yo había cambiado ultimamente o no: Mi conclusión es que no. Lo que ha cambiado, y especialmente este año, es que aquello que en su día decidí denominar "ghosts" ha perdido parte de su influencia sobre mí. Y eso sólo ha sido posible gracias a todas las personas a las que está dedicada esta entrada.

Sin embargo, eso no quiere decir que los "ghosts" hayan dejado de existir: Nunca conseguiré deshacerme del todo de ellos ya que son consecuencia de mi manera de ser. Desde que me di cuenta de su existencia he hecho muchos experimentos para intentar reducir su influencia: Uno de los más importantes ha sido este blog.

Medem con LOL en la Euskal 16: El globo terminó deshinchándose...

Dos años después de su creación, puedo concluir que el blog no ha servido para lo que estaba pensado y por ello el experimento debe terminar. Aún así ha producido resultados muy buenos: Por ejemplo me ha ayudado a mantener el contacto con las personas que lo leen. Por eso mi intención es seguir escribiendo este blog, aunque el tema principal ya no sean los "ghosts".

El nombre del blog seguirá siendo el mismo y las categorías no cambiarán: Eso sí, por ahora no habrá más entradas con el tag "Ghosts". Con ello termina este experimento, que aunque no ha sido un éxito, ha cumplido uno de sus objetivos principales: Hacer que los lectores del blog se dieran cuenta de que algo me preocupaba.

Los gorritos poco llamativos de la Euskal llegaron hasta Benidorm

¿Y ahora que? Bueno, pues supongo que... ¡Viva la vida! :)



Recapitulación

Francia es grande. Demasiado grande. Aún atravesando el país en dos días, el viaje es una paliza. Los peores tramos son los de autopista sin peaje: Camión tras camión y mucho tráfico. Sin embargo no es suficiente para que se forme un atasco, de manera que conducir se convierte en un sin fin de cambios de carril sin distancia de seguridad, a vertiginosos 130 km/h. Por suerte el viaje hasta San Sebastián ha terminado bien, a pesar de haber comenzado con 350 kilómetros de lluvia torrencial continuada.

Lo más impresionante de la vuelta ha sido el pueblo francés en el que pasamos la noche en el camino: Se trata de Valençay, que aparte de estar en el centro geográfico del país, solo destaca por un gran palacio. Aunque el sitio es bastante pequeño, nunca me habría imaginado que a las 20:30 no hubiera ni un sólo restaurante abierto: El pueblo estaba muerto. No había ni un alma en la calle, todo oscuro y cerrado. Es la alegría y vitalidad de los pueblos del centro de Francia...

No tuvimos tiempo para visitar el palacio de Valençay

El sábado o el domingo seguiremos viaje, llegando por fin a Madrid tras cuatro semanas de vacaciones en Alemania. Este año ha sido mucho más tranquilo, ya que hemos hecho menos excursiones que el verano pasado. Aún así, la semana pasada fuimos a ver el ZKM (Zentrum für Kunst und Medientechnologie), el castillo de Nanstein y el Karlstal.

El ZKM es un museo de Karlsruhe orientado a los medios y el arte moderno. Como suele ocurrir en estos museos, nunca esta demasiado claro si las obras son arte o una tomadura de pelo por parte del artista. Por ejemplo, había una obra que era unicamente un ladrillo. A secas. En el cartel explicativo ponía: "Obra sin titulo. Material: Ladrillo".

Las figuras que se ven en el reflejo pasaban de una pantalla a otra

Sin embargo también había otras cosas: La parte que más me gustó fue la que estaba orientada a los medios, ya que se trata de instalaciones interactivas. Una de ellas era una sala con una pantalla enorme: Había que introducir una palabra clave y varios parámetros de búsqueda. Poco después se proyectaban en la pantalla los contenidos encontrados en Google, de forma similar a como se presentan las noticias de última hora en los telediarios.

Introduciendo "Adrovsky", las pantallas se llenaron de imágenes del blog: Medem con cara de xD, la placa de LECP, el nuevo plano de Metro, la casa domótica... ¡Incluso apareció la edición del video de la Euskal 13! De forma similar, muchas de las instalaciones consistían en la interacción con el usuario: Desde incluir en la obra de arte fotos de móvil de los visitantes hasta pintar una pared con sprays virtuales, todo estaba permitido.

Otro día fuimos a ver lo que queda del castillo de Nanstein, que está bastante cerca de Kaiserslautern y justo en frente de la mayor base aerea estadounidense en Europa. Del edificio no queda mucho, ya que fue destruido varias veces en las múltiples guerras entre alemanes y franceses, pero algunos sotanos y pasillos subterráneos todavía están relativamente bien conservados. En uno de esos calabozos murió el 7 de Mayo de 1523 Franz von Sickingen, uno de los "piratas" más temidos de la zona.

En verano las ruinas se utilizan como escenario para una obra de teatro

Relativamente cerca al castillo de Nanstein está el Karlstal: Se trata de un valle bastante estrecho con un riachuelo, a lo largo del cual hay varios pequeños embalses. Antiguamente se utilizaban para mover mediante saltos de agua los martillos de las forjas que hay en el valle. Por supuesto está rodeado de bosque, de manera que está inmerso en una luz difusa que crea un ambiente dificil de describir: Probablemente el adjetivo más adecuado sea "místico".

Hay un camino que recorre todo el valle en paralelo al rio

Este verano también he podido quedar con Javier S., aprovechando que está haciendo prácticas en Frankfurt. Cuando todavía estábamos en el colegio vino durante varios años cada verano unos días en Agosto a la torre: La última vez fue hace al menos seis años, de manera que me sorprendió que se acordara tan bien de casi todo. Eso sí, sólo pudo estar un día con nosotros ya que tenía que volver a trabajar.

Mi abuela casi no reconoció a Javier después de tanto tiempo

Al igual que en el viaje de ida, sigo sin tener Internet en la casa de San Sebastián, de manera que vuelvo a escribir desde la calle con el portatil: Lo único malo es que es un poco arriesgado conectarse por las noches... :D