Abril 2013

Timeline

Como decía en la entrada anterior, esta semana se han cumplido dos años desde que me cambié de casa y poco más desde que empecé el doctorado. Hace un año también comentaba el aniversario, junto con los recuerdos en forma de entradas, billetes y objetos de todo tipo que había ido guardando en ese tiempo. Hoy he ordenado los papeles de los últimos doce meses, pero esta vez los he compuesto en orden cronológico y en una única imagen. Pasando el ratón sobre determinadas partes de la foto salen comentarios y algunos llevan a entradas relacionadas en el blog. Los detalles se pueden leer en la versión grande, que está aquí (enlace).


Si algo aparece aquí, fue importante, pero si no aparece, no significa que no lo fuera

La sirena

En apenas unas horas se cumplen dos años desde que me mudé a mi piso de Darmstadt. Me cuesta hacerme a la idea de que ya sea tanto tiempo. En esos dos años algunas cosas han ido bien y otras regular, pero algunas de las que más importan no han ido bien. No hay día en el que no piense en como arreglar este desaguisado. Siempre pensaba que no sería tan complicado, pero me he dado cuenta de que no es tan fácil. A veces pienso que debería estar oyendo el incesante sonido de una sirena avisando del peligro. Lo malo es que creo que entre tanto me he acostumbrado a ese ensordecedor estruendo.

"Alarm" por vabserk en DeviantArt

Extremadura

Hasta la semana pasada, no recuerdo haber estado nunca en Extremadura. La A-5 era un misterio para mi más allá de Móstoles. Puse remedio a ello en un viaje con mis padres en el que visitamos Mérida, Cáceres y Trujillo. Apenas estuvimos dos días por la zona, pero nos dio tiempo a ver un montón de cosas. Una vez más me di cuenta de que no hace falta ir al otro lado del mundo para ver sitios espectaculares, ya que lugares así los hay tanto ahí como aquí :) Tengo un mapa con sitios que me gustaría ver, tanto cerca como lejos, aunque lo más probable es que la mayoría nunca los conozca. Es abierto, así que quien quiera puede añadir ideas aquí!

Mérida. Uno pasea por las calles y a la vuelta de la esquina se encuentra cosas así :D

Mérida. Aquel día llovía a ratos, asi que el anfiteatro casi se convirtió en piscina

Mérida. Lo que no esperaba es que de pronto empezara a granizar: hice un video, que se puede ver aquí (enlace). Por suerte pudimos refugiarnos donde antaño supongo que esperaban las fieras para comerse a los gladiadores :P

Mérida. El teatro está a pocos metros del anfiteatro: curiosamente, las filas de asientos estaban cubiertas por una imitación de plástico, supongo que como protección.

Mérida. Tras el teatro hay unos jardines con muchos restos de columnas. No pude evitar pensar en los últimos juegos de Tomb Raider, donde a menudo hay que balancearse por columnas así, pasando de una a otra con saltos de vértigo.

Cáceres. Al día siguiente las nubes habían desaparecido y hacía un Sol esplendido :) El centro de la ciudad es como un único museo, lleno de edificios impresionantes.

Cáceres. En los sotanos de una de las casas había un aljibe, que servía para guardar agua potable de la lluvia.

Cáceres. Las calles del centro son a menudo estrechas y en pendiente. Por la noche, no había ni un alma, haciendo que pareciera aún más un museo.

Trujillo. Me sorprendió que aquí hubieramos podido dejar el coche incluso en la misma plaza principal del pueblo, ya que el tráfico no estaba limitado: parece que aquí todavía no llegan las hordas de turistas!

Trujillo. Varios de los castillos que vimos tenían las torres de defensa fuera de la muralla y conectadas unicamente por una pasarela. Parece que el diseño estaba pensado para poder atacar desde la torre también a los que intentaran escalar los muros.

Oropesa. En el camino de vuelta paramos en Oropesa, cuyas calles estaban llenas de dibujos y versos en las paredes que relataban la historia del lugar.

La parte más agobiante del viaje fue la última media hora. Al llegar a Madrid, en la salida a la M-40 había atasco, así que decidimos ir por la M-30. Es decir, por el túnel. Reconozco que nunca había conducido por ahí, pero nunca pensé que aquello fuera a ser semejante aventura :D Desde luego, fue una experiencia al volante que no esta mal tener, por si acaso tengo que volver por ahí alguna vez! Tras una eternidad por aquel laberinto de enrevesadas bifurcaciones, estrechos túneles en espiral y una intensa densidad de coches, al final logramos emerger al este de la ciudad y llegar sin mayores daños a casa.