Marzo 2014

Supermercado

Estadísticamente, esta semana tendría que cambiar de supermercado. Al llegar a Darmstadt en Octubre de 2009, descubrí que no había ningún supermercado cerca de la residencia, asi que no me quedó más remedio hacerme asiduo del Aldi que hay en el centro de la ciudad, cogiendo cada vez el tranvia. Año y medio más tarde, en Abril de 2011, me mudé al piso en el que vivo ahora y que está al lado de un Penny. "Barato y cutre, esto es lo mío" concluí, sin darle muchas vueltas. Otro año y medio después, en Octubre de 2012, una visita me ayudó a cambiar de opinión y desde entonces compro en el Rewe, que incluso está 20 metros más cerca.

El Rewe es unos céntimos más caro, asi que siempre estoy al acecho de botellas con Pfand

Y ahora, ¿que? ¿Sigo comprando en el Rewe y rompo sin más la estadísitica? El Lidl más cercano, que sería mi siguiente alternativa, está a 2,6 kilómetros. Dificil. Esto solo puede significar una cosa: el mundo, tal y como lo conozco, está cambiando ;-)

Murphy

En mi piso no hay persionas, pero en el dormitorio hay una cortina "enrollable" opaca que funciona bastante bien. Lo malo es que no llega hasta el suelo, ya que no las había más largas. Por suerte, el balcón tiene en la parte frontal un muro que tapa casi toda la parte baja que no tapa la cortina. Solo queda un pequeño hueco, ya que en los laterales del balcón no hay muro, sino barandilla. Y por ese hueco entra la luz de una farola, dando directamente en el cojín de la cama. Y solo en el cojín de la cama. El resto de la habitación está a oscuras. No falla. Y para más inri, la farola ya no se apaga a las 23:45 como antes.

La zona más clara es donde da la luz de la farola directamente

El mismo recorte de la misma escena desde el mismo ángulo, pero con luz

Sed

Desde hace más de un año utilizo Blumat para regar las plantas de casa, o mejor dicho, para que se riegen solas. La idea es sencilla: la planta coge a través de un cono de arcilla el agua que necesita de un depósito al lado de la maceta. Aunque tras unos días se puede ver que el nivel de agua ha bajado, la planta coge agua tan lentamente que es imposible observarlo a simple vista. Aprovechando que he conectado una webcam al Raspberry Pi, he hecho un timelapse a lo largo de las dos semanas y media que ha tardado la planta en vaciar el depósito. El resultado: la planta "bebe" más rápido al principio que al final, ya que la presión va bajando!

Los saltos se deben a que he quitado las fotos de noche, que eran bastante monótonas :P

Frío y humedad

En cuatro días y medio, mis manos han revivido. Al fin vuelven a tener casi el mismo color que mis brazos. A lo largo de las últimos semanas en Darmstadt, todo el mundo se alarmaba al verlas. Estaban rojas, la piel se resquebrajaba por todas partes y los surcos más profundos dejaban entrever la sangre. Cada movimiento dolía. He deducido que el problema es la combinación de frío y humedad. Tras apenas unas horas en el clima seco de Madrid, mis manos empezaron a curarse. Las heridas se cerraron. La piel dejó de estar tirante. Entre tanto, ya estoy de nuevo en Darmstadt: a ver cuanto duran esta vez.

Mis manos en Alemania, durante una de las épocas más dolorosas