Agosto 2015

Euskal Reloaded

La Euskal ha sabido reinventarse. Hace unos años hubo un cierto declive cuando uno de los fundamentos del evento pasó inevitablemente a un segundo plano: la red local. Al mejorar la conexión a Internet que cada uno tenemos en casa, ya no tenía tantas ventajas ir a una LAN Party. No es que la organización lo estuviera haciendo peor, sino que la situación había cambiado debido a la evolución de la tecnología. Por suerte, la Euskal no solo ha sabido adaptarse, sino que además ha mejorado mucho en el proceso. Ahora el evento se centra en lo que la tecnología no puede sustituir: los participantes, a base de muchas actividades.

Este año las 4096 entradas se agotaron en menos de una hora

Aunque la red ya no sea la mayor atracción, es la base de la Euskal

Una de las actividades de este año fue un concurso de figuras de plastelina frikis

La muerte de peluchito: tras muchos años, ha tenido que dejar paso a otros memes

Otro de los concursos fue el "Euskal Chef": frikis cocinando :D

Este año nos apuntamos a un taller en el que construimos una mini-recreativa

Sorprendentemente, todo funcionó (casi) a la primera :D

La máquina utiliza un Raspberry Pi 2 con PiPlay para emular miles de juegos

Cada año se ven más impresoras 3D, como ésta que estaba al lado de nuestro puesto

El último día de Euskal, hasta los peluches estaban tristes de que se acabara

Treintaitrés

Apenas estuve treintaitrés horas en San Sebastián, pero la ciudad me gustó más que nunca. A lo mejor fue porque sabía que solo iba a estar un día, o porque había pasado bastante tiempo desde que estuve la última vez, hace ya casi dos años por mi cumple. Aproveché para hacer alguna foto, pero aún me queda una infinidad por aprender y practicar. Lo peor de todo es que, después de hacer todo lo que sé para intentar sacarle las ventajas a la camara "guay", luego hago una foto con el móvil y se ve igual. Y sin duda, no es porque la camara no sea lo suficientemente "guay", ni porque el móvil sea especialmente bueno :D

La tormenta que nos caló unas horas más tarde se cierne sonre la ciudad

No era consciente de que había tantas montañas tan cerca de San Sebastián

Tras muchos años volví a subirme a la montaña suiza, que no rusa, del Monte Igueldo

Antes los barcos del Monte Igueldo eran barcos de verdad, con motor de gasolina

El surf me da agujetas solo de verlo :D

Costa al otro lado del Monte Igueldo, con efecto miniatura (digital, claro, no de verdad)

La puesta de Sol fue bastante nublada

Faro del Monte Igueldo

Por la noche hubo fuegos artificiales sobre la bahía

Esta foto es minutos antes de que cayera el diluvio universal y huyéramos a casa