Octubre 2015

Hora

Nunca dejará de sorprenderme. En verano, aprovechamos que se hace más tarde de noche para cambiar el reloj de manera que sea aún más tarde. Y en invierno, aprovechamos que se hace más pronto de noche para hacer que sea aún más pronto. No se si se me escapa algo, pero se mire por donde se mire, creo que no tiene mucho sentido. Se podría decir que es para que en invierno haya luz más pronto. A lo que yo me pregunto: ¿de verdad a alguien le importa lo que pase con la luz a las ocho de la mañana? Lo que la gente suele hacer a esas horas se puede hacer tanto con luz como sin ella: ir al trabajo, trabajar... o dormir.

Este reloj delata el tiempo de exposición de la foto ;-)

Para mi gran asombro, hay gente que aboga por cambiar de zona horaria. Debe ser que lo del cambio horario no les deprime lo suficiente en invierno, y prefieren que se haga de noche otra segunda hora más pronto. Lo que faltaba :(

Tenerife

Jamás había buceado. Y no tenía ni idea de la cantidad de peligros que implicaba. Pero me dijeron que si me apuntaba a un viaje a Tenerife, así que no dudé :D A pesar de que mis éxitos bajo el agua fueron limitados, el viaje fue memorable. Me gustaría decir que la herida con la que terminé en el pie fue un rasguño tras una pelea con un tiburón a 40 metros de profundidad, pero me temo que fue más bien una roca a unos 30 centímetros :D Lo que más me gustó del manual de buceo fue el consejo en caso de realmente encontrarse con un tiburón: quedarse quieto y disfrutar la experiencia. Supongo que la experiencia de ser comido :D

La mayoría de las fotos que pongo a continuación son mías, pero algunas son de mis compañeros de aventuras submarinas. Las reproduzco con su permiso.

Aterrizaje en Tenerife con el Teide de fondo

El jardín de la casa en la que vivíamos tenía palmeras y platanos

De hecho, nuestro jardín estaba en medio de una granja de platanos :D

Aunque desde el jardín no se veía el mar, los atardeceres daban una luz impresionante

Todos los días cenábamos barbacoa: las ventajas de viajar con profesionales del tema

Pero no todo era carne: también había verduras...

... y pescado! Aquí pescado envuelto en hojas de platano antes de pasar por la barbacoa

Hicimos todas las inmersiones de mar desde un barco, pero reconozco que no fue este ;-)

Yo falto en esta foto de la GoPro: no pude bucear por un oído tapado :(

Acantilados de Los Gigantes: el tamaño relativo de las lanchas explica el nombre :D

Aquí me hice la herida en el pie, con una de esas rocas que se ven tan bonitas

El parque nacional del Teide me impresionó por su diversidad de paisajes

Al principio todo era tierra negra contrastando con árboles muy verdes

Cerca del Teide el color pasó a ser arenoso con rocas y arbustos

Y al final se transformó en un desierto de gravilla sin apenas referencias de escala

Montecarmelo

Apenas había puesto el pie en el colegio desde que terminé hace diez años. Sin embargo, la inauguración del nuevo Colegio Alemán de Madrid en Montecarmelo me motivó a ir: más por curiosidad arquitectónica heredada de mis padres que por recordar una época de la que ahí, lógicamente, no quedaba nada. Las imagenes renderizadas del proyecto no me habían dejado muy claro como iba a ser el lugar, pero una vez ahí, debo decir que no está nada mal. Una pena que los niños a lo mejor lo asocien a un lugar odiado ;-) Fui el día de puertas abiertas, y ahí había de todo: salchichas, cervezas, paella... y todos los "tópicos DSM" :D

Ahora todo el colegio tiene un diseño coherente. El anterior era bastante "Frankenstein".

El patio es literalmente un sitio duro: hormigón por todas partes

Cada fase de la educación tiene su propio edificio

La cafeteria, que ahora es toda una mensa, está iluminada con bolas transparentes

Supongo que los altavoces sustituyen a las antiguas campanas del recreo

Aún así, dudo que haga falta hacer sonar la campana en estéreo

Apenas se han mudado y las ventanas ya tienen decoraciones otoñales

De momento, el único verde del patio son tres árboles recién plantados

El colegio está literalmente al borde de la ciudad: más allá solo hay campo

La entrada del nuevo colegio es bastante más imponente que la del antiguo