Agosto 2016

Detalles

Nunca había viajado a América del Sur. Una vez más, un congreso me ha abierto la puerta a conocer un lugar nuevo: en este caso, Brasil. Y al igual que otras veces, una de las cosas que más me han gustado de esta experiencia son los pequeños detalles que son distintos a lo que conozco de otros lugares. Son innumerables. No me da tiempo a describir todos, pero me quedo con uno que me sorprendió mucho. No se si es habitual en todo el continente, solo en Brasil, solo en las ciudades que he visitado, o incluso solo en los dos hoteles en los que he estado. Pero cuando lo vi por segunda vez, decidí que ya era estadísticamente relevante ;-)

El indicador externo. Aunque haya baldosas, no es el baño, es el pasillo del hotel.

En los hoteles que conocía hasta ahora, la manera de indicar que uno no quería ser molestado en la habitación era colgando el habitual cartel de "No molestar" en la puerta. En Brasil era mucho más sofisticado. En ambos hoteles había un indicador electrónico fuera de la habitación con tres opciones: (a) habitación ocupada, (b) no molestar, o (c) limpiar la habitación. El cacharro estaba conectado en el interior con el habitual dispositivo en el que hay que introducir la tarjeta para que se active la luz de la habitación. Al introducir la tarjeta, se activaba automaticamente la opción (a). Además, había un interruptor para elegir (b) o (c). Alucinante :D

El dispostivo interno. Igualmente, esto no es el baño ;-)