Octubre 2016

eyelove

Dos veces he visitado Nueva York, y dos veces me ha encantado la High Line. Se trata de un parque que recorre las vías de un antiguo tren elevado. Es decir, todo el parque está a varios metros por encima del bullicio de Manhattan, pasando a lo largo de antiguos almacenes y modernos edificios de viviendas. Es espectacular. Y de casualidad, el día que pasé por ahí estaban exponiendo eyelove. Se trata de un proyecto artístico, en el que un algoritmo usa el color de ojos de la gente para crear extrañas formas naturales. Tenían un ordenador con unas gafas que capturaban el color de los ojos, así que no dudé en apuntarme. Así quedó:

 

No hace falta ir a la High Line para participar: http://www.myeyelove.com/artproject/