Responder al comentario

Weekend à Paris

El tren parecía volar sobre las vías. Apoyado en la ventana, veía pasar el paisaje a más de 300 km/h, mientras el sol se escondía lentamente tras el horizonte. Estaba muy contento, ya que casi no quedaba nada para que pudiera volver a ver a dos de mis mejores amigas tras todo un semestre, en el que no había tenido ocasión de ir a visitarlas. Con apenas unos minutos de retraso, el TGV 9552 entró en la estación de Paris Est. Esta vez sólo habían sido dos horas y media de viaje, ya que cogí el tren en Kaiserslautern en vez de Frankfurt, aprovechando que las últimas semanas había estado en la torre estudiando.

En esta segunda visita a Paris hemos salido de la ciudad: aquí en Fontainebleau

Me hizo muchísima ilusión volver a verlas, ya que las echaba mucho de menos. Aunque sólo pude quedarme un fin de semana, fueron dos días estupendos y lo pasé genial :) Hace algunos meses ya estuve en Paris: aquella vez nos dio tiempo a ver las cosas más importantes, por lo que esta vez hemos podido visitar sitios menos conocidos, pero igual de impresionantes. Por ejemplo, el sábado fuimos a la "Promenade Plantée", que es el antiguo viaducto de una línea de tren abandonada que conectaba dos partes de la ciudad. En 1987 fue convertido en un parque elevado que se extiende entre los edificios de Paris.

A la izquierda asoman las plantas superiores de algunos edificios que rodean el parque

Desde ahí fuimos al "Bois de Vincennes", un parque muy grande al este de la ciudad. En un extremo hay un lago con dos islas, en el que se pueden alquilar barcas y en el que nos encontramos a gente bastante curiosa. Debe ser porque el parque está fuera del bulevar periférico y la sabiduría popular dice que esa es una "zona chunga" ;) Mientras comiamos al borde del agua en una de las islas, entró en escena una barca con un tipo que se dedicaba a hablar por un altavoz. Entre la distorsión del aparato y que hablaba en francés, no me enteré de nada, pero el espectaculo fue entretenido :D

"Pas de photo!" - Al individuo no le gustaba que le hicieran fotos :D

Por la tarde vimos los canales, que me llamaron mucho la atención, ya que son muy anchos y el agua está practicamente al mismo nivel de la calle, sin que casi haya diferencia. Finalmente fuimos al parque de La Villette, que está en la orilla de uno de los canales. Hace muchos años había ido una vez con mis padres, pero casi no me acordaba de nada. Eso sí, de pronto vi a lo lejos la escultura de una bicicleta gigante medio enterrada y recordé inmediatamente la foto que hicimos entre las aspas de la rueda, probablemente hace más de quince años. La verdad es que los parques de Paris están bien :)

La cueva está debajo de un monopteros en una de las islas del Bois de Vincennes

A lo largo del fin de semana, me enfrenté a un test muy serio, cuyo objetivo era determinar de una vez la verdad acerca de mis sentimientos: ¿soy más alemán o más español? :D Sólo había una regla imprescindible: "Recuerda, se quiere por igual a madre y padre". Desde "¿a que hora comes y cenas?" hasta "¿a quien apoyas en los mundiales?", pasando por "¿en que idioma lees las instrucciones?". La verdad es que me hizo mucha gracia :D Eso si, no hubo un resultado claro, ya que al final los puntos estaban bastante empatados: supongo que a pesar de todo sigo siendo una mezcla al 50%.

"La Géode" refleja tanto que casi no se ve: en el interior hay un cine IMAX

Al día siguiente fuimos a Fontainebleau, un pequeño pueblo al sur de Paris con un palacio impresionante. Hacía un tiempo estupendo, por lo que pudimos ver el enorme jardín en todo su esplendor: desde luego, los reyes franceses vivían bien. En el interior, una de las cosas más llamativas era la cama del emperador, que no media más de 1,50 m de largo y tenía una escalerita para subir :D En un lado, el palacio llegaba justo hasta la orilla de un lago, pero también había un estanque enorme y un largo canal bordeado por el bosque. Creo que la mejor manera de describirlo es como dijo una de mis amigas: "C'est hyperjoli!" :)

En el lago hay cisnes y peces

En vez de volver en tren a Kaiserslautern, mis padres me recogieron esa misma tarde en Fontainebleau de camino a Madrid. Me dio mucha pena irme después de apenas dos días, sobre todo porque no se cuando volveremos a coincidir :( Aquel día conduje por muchas carreteras secundarias hasta llegar finalmente a Beaugency, donde pasamos la noche antes de seguir viaje. Mientras conducía, al menos podía pensar en que al final de todas esas carreteras estaba Madrid y que ahí iba a ver a otras personas que también echaba mucho de menos :)

Simbolo real: los franceses usan armas biológicas desde hace tiempo

Responder

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
This question is for testing whether you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.
    ___         __       __  __       ________                   
/'___`\ /'_ `\ /\ \/\ \ /\_____ \ __
/\_\ /\ \ /\ \L\ \ \ \ \ \ \ \/___//'/' /\_\ __
\/_/// /__ \/_> _ <_ \ \ \ \ \ /' /' \/\ \ /'__`\
// /_\ \ /\ \L\ \ \ \ \_\ \ /' /' \ \ \ /\ __/
/\______/ \ \____/ \ \_____\ /\_/ _\ \ \ \ \____\
\/_____/ \/___/ \/_____/ \// /\ \_\ \ \/____/
\ \____/
\/___/
Enter the code depicted in ASCII art style.